La llamada animal

La llamada animal
Animales: Maestros y Sanadores

martes, 14 de marzo de 2017

La canción de los Lobos




Hace algunos días recibí una llamada para ir a visitar a unos animales en cautividad, ya que ellos querían ser escuchados. Me dispuse a ir a más de 2000 m de altitud rodeados de nieve, con miedo en mi corazón por un tema que tanto duele como es la cautividad de animales salvajes.

En ese lugar pude ver a osos pardos, ciervos, linces boreales, y lobos. Están en recintos espaciados, para otros que he podido ver, el lugar es calmado, en pleno monte, y sin apenas gente. Pero no deja de ser cautividad.

Los lobos no eran ibéricos sino siberianos y me embargo un profundo dolor, por mucho bosque y nieve que tuvieran en su instalación. Porque su raíz estaba truncada.

Los animales que están cautivos, son sombras de lo que fueron. Incluso su descendencia acoge esa herida y siguen sintiendo su vida a través de un velo gris.

La tierra no palpita, no huele como ellos lo harían en libertad. Siguen teniendo recuerdos de sus abetos, de los ríos y montes que les vieron nacer, que recorrieron, o quizás sus antepasados ya.

La raíz energética de un animal como el lobo a  su territorio es fuerte y profunda. Por eso cuando se les mueve de él se convierte en fantasmas, en sombras de lo que fueron. He visto muchas sombras de lobos en zoo y reservas.

Cuando llegue a su lugar y tras serenarme y vaciarme de todo, me puse a comunicar telepáticamente con ellos. Los sentí calmados aun con la presencia humana, solo estábamos mi familia y yo. Me acerque a la valla y lance una llamada, un canto antiguo llamado Kulning, y la sorpresa fue que un lobo vino de inmediato y se coloco delante de mi,

Enseguida sentí la añoranza de su tierra y el vacío del corazón, así que conecté  con siberia con la tundra con las montañas y la tierra me dio una canción para su hijo lobo. Yo simplemente la cante, y allí  se quedó por minutos. El vídeo solo graba una parte, pero es tremendamente emotivo ver la cara de ese lobo como siente esa canción y se calma y queda parado por bastante rato.

Estuvieron varios lobos de la manada, allí mirando y luego aullaron todos. Fue bonito poderles ofrecer ese canto de tu tierra, de su madre. Es triste tener que hacer esto, no debería ser así pero la vida te enseña que todo tiene un motivo, y los animales nos enseñan a ser libres,


La cautividad nos aleja de lo que más anhelamos,
la libertad nos acerca a lo que somos.
Lo que separa esos dos extremos es tu miedo,

Asi Hidalgo.














 






2 comentarios: