La llamada animal

La llamada animal
Animales: Maestros y Sanadores

miércoles, 24 de enero de 2018

La Soledad desde el Gran Abuelo Blanco

El Tiburón Blanco vino a mis sueños, nadaba junto a él y éramos mecidos por las mareas y corrientes del mar. Solo oía mi respiración bajo el agua, como un susurro cantado, y de fondo voces lejanas. Miré sus negros ojos y me dijo “Tenemos que hablar, hay un mensaje que dar”. Me desperté de golpe y sentía aun esa sensación de calma y ternura y pensé: qué maravilla de ser, cuanto tenemos aún que aprender. Así que me dispuse a hablar con la conciencia Anciana del Blanco, que son las primeras conciencias de la especie que habitaron en la Tierra.

Sentí una tremenda ternura y dulzura en cada palabra y mensaje. El Abuelo me transmitió la dulzura más bonita que recuerdo. Me acompañaba nadando y me daba toquecitos con sus aletas y el morro, y simplemente fluíamos por el mar, dejándonos mecer por las corrientes. Vino a mí en un momento de tristeza y melancolía, quizás incluso de vacío y esto fue lo que me contó:


"Siente niña del mar, siente y recuerda aquello que tus ojos de pez olvidaron….

La magia retorna con fuerza desde el agua. Todos te sentimos y nunca te olvidamos. Estamos contigo allá donde tú vayas, hoy y siempre. Hoy el Abuelo Tiburón te habla pues vine a tus sueños con un mensaje claro y contundente, habla de nosotros y explica cuál es nuestra historia, qué hay que decir y qué hay que aprender. Nosotros sabemos mucho sobre todo lo que sucedió y cómo el hombre olvidó las respuestas que su corazón anhelaba.

Toda magia debe ser escuchada, toda magia debe ser cantada y toda magia debe ser honrada. Es el momento de honrarla de nuevo. Nosotros los tiburones sabemos de sobra que la magia existe en los corazones de los humanos, pero solo aquellos dispuestos abrirlos la escucharan. Sabemos bien del temor que nos profesan, no es tu caso que nos hablas con cariño y respeto, pero sí de muchos otros, con solo ver nuestra imagen ya nos temen y sus vellos se ponen de punta. No es algo instintivo como creéis, como os han hecho creer. Es algo inculcado y enganchado en las mentes lideradas por otros que no son ellos mismos.

Nosotros sabemos mucho del agua, es nuestro medio, es nuestra Madre, es donde nos mecemos, nadamos y dormimos. Ella lo es todo para nosotros y nosotros para ella. Nos pertenecemos y a la Tierra; este bello planeta que habitamos por eones de tiempo.

Los tiburones somos un pueblo pacífico, somos un pueblo tranquilo, amantes de las corrientes profundas y del mar frio y sereno.
Muchos estamos cansados de tanto temor y de tanta excitación, queremos calma y tranquilidad en nuestros corazones, pues el mundo no es tan viejo, pero nosotros sí lo somos.
En ocasiones sentimos como una pesada carga lo que llevamos en nuestras aletas, ese sentimiento de miedo y pavor que les provocamos y a menudo es algo que nos hace sentirnos incluso como separados de vosotros. Pero siempre recordamos las canciones que hablan del comienzo del origen, donde todos éramos uno y no había nunca separación real.


Muchos te han dicho eso de que estáis solos, o mejor dicho, creer eso es lo peor que podéis pensar o creer. Es la peor creencia que un ser puede tener, que esta solo y separado, pues eso cierra el corazón.
Nosotros somos animales poderosos y vigorosos, estamos solos muchas partes d nuestra vida, adoramos la soledad y de ella vengo a hablarte.

La soledad no es estar solo, o no tener con quién compartir, pues todos estamos unidos desde el corazón. La soledad es vivir la vida caminado sin mirar mas allá de donde estas, es vivir la experiencia desde el presente y experimentar cada segundo como el único que existe. Los humanos estáis en soledad incluso cuando más juntos estáis de otros. Y aun así preferís eso que estar solos.
Solos y aislados es la idea que viene a vuestras mentes cuando pensáis en soledad.

Pero no es real. Cuando uno esta en soledad se vacía y es capaz de sentirse a sí mismo, de notar su cuerpo y su música. El agua tiene muchas músicas diferentes, se escuchan preciosas y algunas divertidas, otras triste y melancólicas, y la puedes oír a la vez como un bello conjunto de melodía, u oír cada una por separado solo poniendo atención a ella. Así es como cazamos o cómo buscamos a otros.
La soledad no es más que experimentarte desde la unicidad, pero conectado a todo. Si estás vacío puedes llenarte, si estás solo puedes sentir la unidad, a los demás. Si no estás solo, si nunca has sentido la soledad, solo puedes experimentar ruido y necesidad.
El ruido es muy molesto, nos altera, altera el agua y a los que vivimos en ella.

Dejad de hacer ruido, no exterior, sino interior, en vuestros corazones y aprended a estar en soledad con vosotros mismos, y escucharos… ¿qué canción cantáis?

Los hermanos del mar siempre te escuchamos y a tu canción preciosa. Es cantada desde hace eones por seres que has sido y serás. Tu canción habla de la tierra de tus hermanos y de toda la belleza que eres y contienes. Habla de estrellas lejanas y de hermanas que buscas. Tu canción es alegre, aunque hay momentos que se tiñe de melancolía apresurada. Esa eres tú, tu esencia, magia del agua y de la tierra. Pero siempre magia.


El Abuelo Tiburón te habla con cariño y respeto como tú a mí, siempre unidos y siempre nadando juntos. Tú eres yo y yo soy tú. Agua y lágrimas, mares y océanos, ríos y lagos…, el agua canta tu canción, solo deja que salga y expándela bien lejos, habla de nosotros, que nos entiendan, no somos más ni menos que los otros hermanos con los que habitamos.

La soledad es solo creer con la mente, la unicidad es sentir con el corazón. Para ello vive desde tu corazón y siente en silencio del Uno. Somos todos los que te hablamos.

Siempre pensamos que los humanos verán cosas y cambiarán, eso es lo que sentimos, pero a veces los cambios no vienen como queréis o pensáis. A veces el control os lleva a lugares de infinita soledad amarga. No caigáis en ellos, no estáis solos, nunca lo habéis estado, nunca lo estaréis.

Asi gracias por ser nuestra voz allá en la tierra firme. Todo está bien, no temáis, no dudéis, no os sintáis solos o abandonados, pues solo es eso, una ilusión."



El Gran Abuelo Blanco.  22/01/18

No hay comentarios:

Publicar un comentario