La llamada animal

La llamada animal
Animales: Maestros y Sanadores

martes, 22 de mayo de 2018

El reflejo humano en la cautividad del reino animal



Durante una semana he estado trabajando con animales cautivos en la isla de Tenerife, Morgan y otras orcas, así como leones, jaguares, gorilas etc. Anclando los Códigos de Leones Blancos y sembrando cuarzos cristal en diferentes puntos de la isla para que puedan enlazarse a sus tierras de origen y su energía no esté colapsada en esas cárceles de acero y cristal. Se me pedía que fuera desde la inocencia de la niña, sin juicio ni pena en mi corazón para poder realizar el trabajo. Han sido varios meses de trabajo personal y toda una vida de prepararme para ello. Fue determinante en este trabajo que me acompañara mi hija Ainara de 8 años para que trabajara con los cachorros de los animales cautivos. Se han movido muchas cosas, y ellos han respondido como siempre de manera sorprendente tan agradecidos y amorosos con los humanos. Fui a visitar una pareja de leones blancos, su nombre me dijeron es Tsnanim y Ngualaw,  comunique y trabaje con ellos y me dieron este mensaje que os comparto.




"Te saludamos Hija de la Tierra. Estas en nuestro corazón, tú la llama azul, guardiana de tantos seres ancestrales. 

Llevamos tanto tiempo caminando contigo, a tu lado leones y tu esencia ancestral. Has venido a vernos con ligereza en tu corazón por el trabajo que has realizado. Todo esta bien ahora, todos estamos conectados a ese enorme cristal que pulsa pura libertad, desde lo femenino y masculino, ahora sentimos el amor y la fuerza, gracias.

Venimos a hablarte de cosas que urgen contar de cuentos enlazados a la historia de la tierra y de todos sus seres, somos unos guardianes ancestrales de los humanos, ya los sabes, y por eso en  este momento sin par venimos de nuevo a hablar contigo. Hay mensajes que dar y transmitir.


Los animales cautivos somos un gran reflejo de las mentes y cautividad del ser humano. Todo se esta moviendo para que salgáis de esas jaulas que os atrapan. Cada animal enjaulado, cada ser desarraigado de su tierra lo hace por amor a vosotros, a los humanos de Gaia. No es le momento de luchar ni de odiar, ni sentir pena por nosotros, así no se nos ayuda, es le momento de que nos miréis con tremendo amor y compasión. Que sintáis quienes somos mas allá de barrotes y cuerpo mal nutridos y nos honréis con la inocencia y el amor que sois. Es hora de que miréis vuestras cárceles para que podamos salir nosotros de esta realidad sin fin. Tu llevas en tus manos la libertad, la llevas y la traes. Te liberas y danzas con ella, siéntela y ven a vernos siempre desde ahí. Todos los lugares donde habitan animales cautivos están trabajando por y para ello. 





Cada animal, cada ser que no está en su tierra siente esa herida en su corazón y en su vientre. No es más que un dolor sordo que nada lo amortigua y no es más que toda una vida de duras respiraciones que nos hacen ser quienes somos. La vida no es fácil ni difícil, la vida es, sin más.

Necesitamos que las personas sean libres para poderlo ser nosotros. Sabemos que la humanidad está en constante evolución y que hay muchos, muchos humanos trabajando para ese paso grande de dejar de ser cautivos. Pero hoy recordamos de nuevo, nada esta fuera, todo esta dentro de cada uno de vosotros. El trabajo pasa por ser cada de vosotros libre, de recordaros quienes vinisteis a ser y que liberéis las jaulas que os aprisionan. Si nos miráis con amor y compasión será porque lo hacéis con vosotros mismos esa es la dirección. 

Para aquellos que adquieran la conciencia de este trabajo será importante que visitéis esos animales que, como nosotros, mi amada y yo estamos viviendo esta intensa experiencia. No nos olvidéis, no sintáis penas o rabia al vernos, pues esa energía nos descoloca y desenraiza aún más de lo que estamos. Venir a vernos como el niño divino y sencillo con amor y admiración que habita en vuestros corazones, venid desde esa inocencia pura que sois.



Sabed que siempre hay un infinito de posibilidades que la tierra brama por sus hijos cautivos y que nunca nos olvida, no nos olvidéis vosotros. Los animales cautivos estamos haciendo una gran labor, recordando muchas cosas que os habéis olvidado de vosotros mimos, honrarnos por ello y trabajar en vosotros mismo para que esto pueda finalizar. Mientras las personas sigan cautivas deberemos hacer estos trabajos, estas experiencias. Así que todo esta en vuestras manos.


Muchos de nosotros tenemos estar experiencia por voluntad propia también aprendemos para nuestra evolución personal, siempre todo es aprendizaje, seas quien seas, adoptes el cuerpo que adoptes.

Solos sentimos que muchos nos olvidan, que muchos nos miran sin saber, ni nos ven. Que el dolor en los corazones que nos ven es tan solo vuestro propio reflejo.


 Asia la que camina a nuestro lado es nuestra embajadora, ella nos habla desde ese amor que es, nos ayuda en nuestros procesos y sabemos que ha tenido que hacer y seguirá haciendo, un tremendo trabajo en su persona humana para poder llevar y sostener esta llama. Todo es posible si así se quiere y decreta.

Hablad con nosotros, sentirnos como hermanos que somos creando una espectacular unidad entre humanos y animales. 

Somos vuestro reflejo, somos vuestra tierra olvidada somos vuestra esencia encerrada en cárceles de miedo, odio y rencor.
 Ayudadnos a ser libres siéndolo vosotros mismos.


                                                    

Os amamos de todo corazón, mi llama y yo."

Tsnanim y Ngualaw a través de Asia Hidalgo.

www.hijasdelatierra.es

www.codigosleonesblancos.es

2 comentarios:

  1. Me es dificil no mirarlos con pena, y no mirar con repudio a nuestra raza humana, pero sé que en esta condición es la única en la que puedo ayudarlos, aunque aveces no sepa como... Me encantaría conocer a tantos animales y la única forma que tengo acceso es lamentosamente yendo a algún zoológico, que a mis 30 años aun no visito por lo mismo, por que me causan pena y desolación, sentir su vacío y ver ese mismo vacío en algunas personas. cual es la recomendación entonces?... visitarlos de igual forma y mirarlos solo con amor?, que más puedo hacer desde mi humilde y aveces limitante existencia?...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gabyta!!

      Desde mi experiencia te diré que estado muchísimos años sin visitar animales cautivos porque no me sentía bien y de hecho me ponía enferma. Al comunicar con ellos y porque em llamaban, porque es parte de mi trabajo aqui con ellos, enmpecé a ir a verlos. Y entendí todo esto que explico , que la historia no es entrar en esas emociones densas y no olvidarlos. No digo que haya que visitarlos, pero que si se hace sea desde esa energía que no es fácil a mi al menos me ha costado toda mi vida y un durirismo trabajo personal que sigo haciendo. Si se miran tiene que ser desde esos ojos, porque sino no solo los olvidamos sino que les proyectamos toda nuestra "basura emocional". Ellos dicen, trabaja en ti la carcel para que podamos ser libres y es lo que hago. Para disfrutar me voy a ver animales en libertad pero como trabajo está ellos en mi camino al menos. Y como digo, siempre estaré a su lado, que mínimo después de todo lo que hacen, verdad? Si sientes ir a verles ves y dejate vaciar de todo, conecta con esa niña inocente y pura y miralos con amor, haz cosas por ellos. Para mí es la manera, no olvidarles y trabajar todos en cada uno de nosotros para que llegue el día, espeor que próximo que esto se acabe. Um abrazo!! Asia.

      Eliminar