La llamada animal

La llamada animal
Animales: Maestros y Sanadores

miércoles, 10 de septiembre de 2014

El reflejo de la dominación en la relación con los animales.



En la película de Instinto de Anthony Hopkings que interpreta a un biólogo que convive con gorilas por años, hay una secuencia en la que le pregunta a su psicólogo, "¿A que debe renunciar el hombre para volver a estar en equilibrio con la naturaleza, los animales en definitiva el planeta? Y le responde: -  A la dominación. Los humanos deberán renunciar a la dominación y continua diciendo : El mundo no es nuestro,no somos reyes ni dioses,sabremos renunciar?, ¿tan valioso resulta el control?, ¿tan tentador ser un dios?"



Para muchos que estaréis leyendo ahora mismo diréis bueno si hay mucha gente que domina a otros, es como externo a uno mismo, pero ahora pensad en un ejemplo claro que todos, digo TODOS, hemos vivido, y ese caso es el perro. Al perro se le ha dominado, se le ha domesticado, ya esa palabra implica dominación. Cuando para mí la realidad es que fue una elección libre, del lobo gris, pero sin irnos más allá, coger un animal, modificarlo genéticamente para que se adapte a las necesidades del hombre, es dominación.

Y mirar, seguimos dominando al educar a  perros, a corregirles las conductas , a que sean de tal manera. A que no hagan ciertas cosas naturales en ellos, hasta controlar cuando viven y cuando mueren, eso  es dominación. No quiero decir con esto que no se pongan limites para una convivencia en armonía, entre humanos y animales en un entorno compartido. Claro que si, y siempre desde el respeto y el cariño. Llevo trabajando profesionalmente con animales más de 18 años,y en muchas ocasiones he visto como el respeto al animal brilla por su ausencia.




Porque claro como especie "evolucionada" con cortex racional, sabemos lo que les conviene, ¿verdad? Cuantas veces habré escuchado esto, "es que es lo mejor para ella, es que así será mas feliz". No nos engañemos, detrás del 98% de las decisiones que se toman hacia los animales de casa, el ego propio esta presente. El miedo a que nos juzguen, a  que la sociedad nos señale, a que no seamos capaces de ·controlar" que se "nos vaya de la manos" etc... Entonces para poder tenerlo todo atado surge el control, esa creencia que se nos instaura en nuestro sistema operativo ya de niños, por parte de la sociedad que vivimos.

Así que debemos controlar al perro para que no pase nada malo, a los hijos,  parejas, así todo estará bien, no habrá sorpresas. Y ¿que pasa con ellos?, en este caso con el  compañero perro, ¿que hay de sus necesidades?,¿ de sus deseos? Bueno si se pone en una balanza eso y el control , creerme gana el control. Por que el control nace del miedo, el miedo a ...... miles de palabras podríamos poner, pero por ejemplo, "voy a vacunar a mi animal por miedo a que enferme, voy a educarlo a que no salte de alegría cuando vea a alguien, porque me da miedo que tire a alguien y me denuncien, voy a educarlo a que no ladre porque molesta a los vecinos."



No estoy juzgando a nadie, es sólo cuestión de reconocimiento para poder avanzar, he trabajado como adiestradora, educadora, monitora, terapeuta , así que se muy bien donde están los miedos en las personas y como se cohíbe al animal. Yo  misma a mis perros, los inhibí por muchos miedos propios, y es duro perdonarse sobretodo a uno mismo, ellos me perdonaron en el minuto 1, así son de generosos con los humanos que tanto metemos la pata.

Dominamos teniendo animales cautivos, cazando animales en libertad. Dominamos creyendo, que así todo estará mejor,porque es una falsa creencia, es una manipulación, un sentir que no esta codificado en nuestras almas, sino en nuestras mentes. Nos han hecho creer que los animales deben estar bajo el yugo del hombre, ya sea por miedos, los retenemos e incluso no dejamos que partan cuando ellos desean. No se respeta que son animales con necesidades físicas, energéticas y espirituales.

Lo que le hacemos a los animales es un reflejo de nosotros mismos, de nuestra propia esencia. Esto nos habla de la dominación que tenemos, de como nos hemos dejado dominar, que es mas fácil y sencillo seguir la marea, la corriente y no ser diferente, y como dominamos a otros,  al final eso tiene una palabra: cobardía.

Los animales, y sobretodo los perros, nos enseñan cada día lo salvaje que habita en nosotros, la fuerza de esencia libre que tenemos. El instinto primordial que late en nosotros pugnando por salir, por eso cuando corren por la montaña les miramos y sonreímos, porque se nos abre el corazón. Por eso cuando vemos que nuestro perro salta de alegría y se mete en los charcos reímos a carcajadas, porque en lo más hondo de nosotros mismos, sentimos que la dominación nos separa de aquel que es nuestro mejor amigo, maestro y guía.



Así que cuando decidas algo que concierna a tu perro, o animal, sólo hazte una pregunta, ¿de donde sale eso, del corazón o de tu ego por miedo a...?

Dedicados  a todos los perros y animales   que me enseñaron y me siguen enseñando la libertad.

Asi Hidalgo.

3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. una muy buena reflexion que deberia hacerse todo el mundo , nuestro ego nos hace creernos el centro del universo y realmente somos la especie menos importante para la " vida " ... El perro nos hizo un regalo al acercarse en su día puro y libre como " lobo " y se lo hemos pagado convirtiendolos en especimenes que son una mera sombra de lo que fueron y en muchos casos han perdido hasta ese pequeña esencia que les pudiera quedar ..Creo que se merecen el maximo respeto de los que solo se aman asi mismos y los que los amamos , debemos respetarlos igualmente y dejarlos " ser " en todo lon posible . gracias ASI !!

    ResponderEliminar