La llamada animal

La llamada animal
Animales: Maestros y Sanadores

lunes, 11 de enero de 2016

Viviendo el desequilibrio.


"El hombre no puede seguir siendo igual cuando el mundo cambia alrededor."







Esta frase la pronunciaba el personaje de un indio, en la película el LLanero Solitario. También decía al observar como animales herbívoros atacaban a sus depredadores aquello de “ La naturaleza definitivamente está desequilibrada.”. 


Pues en eso estamos inmersos, en un gran desequilibrio, que como siempre la Madre Tierra acabará armonizando porque todo son ciclos, pero ese desequilibrio existe y el responsable es el ser humano.

Hace ya algún tiempo que la tierra y sus hijos hablan de cambios, y ya están sucediendo. Muchos animales nos han hablado de que no hay que tener miedo a estos cambios, que son parte del ciclo de la tierra y que el ser humano debe de una vez por todas ser capaz de asumir las consecuencias de sus actos y emprender un nuevo camino más acorde con lo que estamos viviendo. No es algo que vaya a suceder como un solo acto de destrucción, como tantas películas de Hollywood quieren hacernos creer,  es algo que ya lleva sucediendo tiempo y que muchos ya intuyen.


El otro día vi una noticia sobre un oso polar comiendo un delfín, hasta ahora no solían ser parte de sus presas, pero el cambio en el clima (que todos podemos ver ) han hecho que la falta de presas, cambios de corrientes y abertura del hielo, se encuentren. También me dijeron sobre un ciervo que se comía un pájaro, y se han avistado animales que no suelen verse como orcas en el litoral catalán. Como siempre la naturaleza habla, y habla de desequilibrio y adaptación para poder seguir conviviendo y evolucionando.

Como la noticia del oso polar, me dejo bastante asombrada , decidí hablar con él pues  en otras conversaciones que había mantenido con ellos, sabía qué ellos son unos grandes trabajadores de la energía magnética; allá en los polos y que su labor esta muy conectada a la madre tierra. ( http://www.hijasdelatierra.es/blog/la-profundidad-por-el-oso-espiritu/ )






Siento una enorme presión en la cabeza, y dolor en la parte izquierda de la cabeza. Siento como come el delfín, los ruidos de los huesos, del tejido a estirar y comer. No disfruta con esta comida, no es bueno para él, pero es lo que hay, Siento sus patas como cosquillean sus plantares. Me dice que ya no tienen la misma fuerza magnética, que han perdido mucho.

Las estrellas, la luna, los astros, todo está unido, y desde arriba la luz entra en la tierra. La luz entra por los polos, es su entrada natural y desde ahí se ancla, se fija para todo este bello planeta. Hay cristales muy antiguos aquí abajo, que hacen esa labor de almacenar e irradiar, pero esos cristales están siendo bombardeados por frecuencias para su alteración. Todo eso hace que estos momentos sean delicados tanto para nosotros como para la fauna que vive aquí. Pero no sólo para nosotros sino para todos los que habitan este planeta.

La fuerza magnética está asociada a la fuerza de la gravedad, y todo ella hace de este plantea lo que es.

El magnetismo guía a cientos de miles de animales, en sus migraciones, aves, cetáceos, e insectos…¿que pasará si se pierde?

El caos, la confusión, el desequilibrio…Recuerda que para que algo vuelva al centro, antes debes oscilar y en esa oscilación esta la intención siempre de retornar al centro, a la quietud, al equilibrio.

¿Cómo hace que nos sintamos todo esto, en los cuerpos físicos? Te siento con dolor de cabeza y presión?

Todas estas energías no ayudan a que las personas estén enraizadas, la mente estará más activa pues la raíz costara más. Molestias en la parte de la cabeza, dolores, migrañas, hombros, pecho, todo el cuerpo superior. Sensaciones  de cansancio, embotamiento, como de no estar del todo presente. Y la confusión se adueña de las mentes, porque sus registros se mezclan y no hay guía. El norte es el guía, si se pierde el norte…

Eso es algo que decía mi abuela sobre personas que se habían vuelto locas, o estaban como idas, ha perdido el norte decía...Todo esto da miedo, porque no sabemos a qué nos enfrentamos, que va a pasar…

El miedo siempre esta presente en vuestros cuerpos, es la energía que más emitís. Nosotros como parte de la tierra, conectados a ella sabemos que es parte de un ciclo. Esto pasa porque así debe ser, y nos adaptamos. Vosotros lucháis, os resistís y no fluis. Solo hacéis que enfadaros y entrar en momentos de pánico porque el control se os escapa.

¿Y que podemos hacer?, porque además somos en gran parte responsables de todo esto.

Fluir y no estancaros. 

Daros cuenta, sed conscientes y actuar desde vuestra humanidad. Cada uno desde el mismo, desde su círculo cercano, granito a granito, mano a mano, corazón a corazón.

La tierra es amorosa, es nuestra gran madre, ella os ama, nosotros los animales os amamos, todo el reino. Sabíamos que esto venia, que vendrían cambios porque esto ya ha pasado otras veces sólo que el hombre ha olvidado. No es trágico, no es dramático, no es irreal, el cambio es evolución, el cambio hace que nos movamos. 

Los ciclos son lo que da la estabilidad, aunque os cueste contemplarlo así y entenderlo.
Nadie os culpa por todo lo que habéis hecho, solo vosotros a vosotros mismos. Sí que  tenéis responsabilidad en lo que sucede, pero no para culparos y fustigaros y dividiros aún más, sino para que os deis cuenta y empecéis a vivir desde otro lado; desde el corazón y el sentir.

El desequilibrio sucede porque el péndulo debe encontrar el centro de nuevo, a acorde a lo que existe hoy en día, es eso solamente. Eso es lo que llamáis evolución.

Para evolucionar se necesita la confianza y el soltarse, desaferrarse es vital. Sino lo postergareis y cronificareis como hacéis con vuestras emociones. Esa es la clave, confiar y sentir. 

La tierra es mucho más de lo que creéis, si solo fueseis capaces de veros desde nuestros ojos…


Bendigo a todos esos animales que son mi alimento, pues sin ellos no soy nada. Soy el cazador temible, así me ven muchos humanos… Soy el delfín, la foca, el zorro y cada pez que está en mí, la muerte nos honra, la muerte nos da vida, así como la mía dará vida a otros, es otro ciclo… En mis garras el amor a mi madre está latente, aquí seguiré mientras ella así lo quiera.

Gracias por llevar nuestra voz, siente mi garra en tú corazón, te veo en mí.

Gracias Oso.


Los grandes cambios están por venir desde las aguas del planeta, pues ellas son la que generan la vida y son las que sostienen el gran arquetipo emocional de la humanidad. Muchos animales nos han hablado de esos cambios que vienen. Muchas compañeras me hablan de que sus animales los ven, más alterados, los seres del mar hablan de cambios, de fluir. Brenda hablo con un tiburón ballena que le contó sobre cosas de estos cambios:




 ¿Cómo sientes el Mar?

“Enfurecido y cansado, muy cansado. Está haciendo un cambio y eso conlleva que su energía esté baja
Sois como una hoja flotando en un rió, sin saber realmente hasta qué punto fluís con él, pero no importa la consciencia que tengáis de ello, seguís siendo la hoja y seguís flotando en el agua de esta Madre Tierra.”

¿Cuál es el papel del humano en esto?

“Hay situaciones en que podéis tomar un papel, pero en esta sois la hoja, y una hoja no cambia el curso de un río. ¡Dejaos fluir con amor y respeto, este cambio es importante y necesario, no preocuparos y no temáis en este ciclo el trabajo es del Mar, fluir con él! ¡Nada más!”

*¿Qué pasa con el cambio climático?

“Esa es una pieza que deberéis mover y rápido. ¡Hay cambios que no se puede parar y hay cambios que no se deben parar! Pero todos los seres debemos tener conciencia del hermano de al lado, honrarlo y cuidarlo en la medida que nos toque y que sintamos. Eso es estar en unidad y ser un alma que ha venido a convivir en este planeta. Los demás no pertenecen a este mundo, a este momento y este lugar, y terminará por desaparecer.” (Me ha venido a la cabeza el final de la canción “Instinto Animal”: La Tierra no nos pertenece, debemos compartirla, es nuestra única esperanza… Todo es posible aún. Recalcando esa parte ya que podemos dejar de pertenecer a este mundo como dice el Abuelo Tiburón… “y terminará por desaparecer”



Gracias a todas las personas que están sosteniendo y que vibran ahí, gracias a los animales, y gracias Madre Tierra, hasta que tu decidas, aquí tus hijos seguiremos contigo.

AHO!

http://www.republica.com.uy/calvario-las-ballenas/548857/

https://actualidad.rt.com/actualidad/193059-apocaliptica-ballenas-varradas-masivo-chile



Fuente noticia oso polar: 
http://www.lavoz.com.ar/ciudadanos/por-primera-vez-observan-un-oso-polar-comer-un-delfin-y-culpan-al-cambio-climatico


2 comentarios:

  1. Gracias por tan bellas aclaraciones. besitos a todas y un agradecimiento desde el corazon a cada animal que acompaña mi camino y con su luz y energia hacen de la tierra un jardin de luz.

    ResponderEliminar
  2. Bendigo a los animales que son mi alimento ???? Yo los bendigo cuidandolos, amandolos, respetandolos no matandolos.......

    ResponderEliminar