La llamada animal

La llamada animal
Animales: Maestros y Sanadores

miércoles, 10 de julio de 2019

Rajú nos habla sobre Romper el Espíritu " Breaking Spirit"




La dominación es quizás la mayor de las crueldades y oscuridades que el ser humano porta en su haber. Para dominar algo, se debe poseer, se le debe arrebatar todo cuanto es, y eso se llama romper el espíritu.

Es una de las técnicas más utilizadas en el mundo animal, para “domar” desde caballos a elefantes pasando por cetáceos entre otros muchos.

He visto una fotografía esta mañana en Instagram y de nuevo me ha venido este removimiento a mi ser, llevo años liada con este post, hasta ahora solo había conseguido poner el título y algunas líneas, pero nada más, esta foto me ha hecho moverme.



Quizás una de las más conocidas sea el breaking spirit de los elefantes que se les hace en Asia, donde para hacerles adoctrinables se les crea todo esto. Un breaking spirit pasa por coger una cría de elefante en este caso, y aislarla de su circulo familiar. Se le ata a un árbol por unos días sola sin comida ni agua. Después vienen los golpes, cortes y generar el mayor terror y dolor posible a un animal inocente y sensible en una etapa de cachorro.  

Así se les moldea, se les arrebata, se les aplasta para que después de semanas de esta barbarie que no explicare mas porque no creo que al final nos lleve a ningún lado bueno, después de estas semanas, un hombre que ha tenido mucho cuidado de no haber participado en estos brutales actos, viene y lo libera. Es uno más de ese grupo, pero para el elefante será su salvador, su mahout.

Desde ese momento este animal sin espíritu ni fuerza solo-vera a través de sus ojos, será fiel al ser único en la tierra que le ha dado algo sin dolor. Ya se ha creado el vínculo. Un vínculo soez, mezquino y horrible ya que no es limpio ni forjado desde el amor que es como se crean los vínculos.

A esta técnica se la llama pajaan, romper el alma de los elefantes. Y sabéis lo más aun esperpéntico es que solo alguien a quien se le ha roto el alma, puede hacer esto.

Conecto con Rajú, un viejo amigo elefante que estuvo rescatado de una vida infernal de maltrato por más de 50 años, y que siempre ha tenido un especial lugar en mi corazón. Le pido que me hable sobre esta dominación encarnizada y si bien no quiero pedirle que recuerde aquellos momentos de dolor ni miseria, quiero que me ayude a comprender como alguien con el espíritu roto puede seguir vivo, y como ayudarles si hay alguna manera.





Al verle en una fotografía tan sano y bonito no puedo parar de llorar, él solo me dice que lo abrace, hace mucho que no hablo con él. Me pongo entre sus enormes patas y ahí lloro en silencio por bastante rato, me es muy difícil esta conexión.

Me veo como una niña entre esas enormes patas y mis palabras son, no puedo entenderlo, no podre, como pueden a un bebe…

Rajú solo me abraza y toca con su trompa la espalda consolándome y empiezo a balancearme. Es algo que hago desde niña, balancearme en momentos de angustia y dolor, es una de las mayores estereotipias que podemos ver en muchos animales cautivos y en muchos niños. Eso me lleva a un estado de calma. Me muestra su latido, tan pausado y profundo, TUM…TUM…TUM Y allí me siento arropada en paz. Me meto debajo de su gran cuerpo y me quedo en silencio, escuchando su gran corazón y cuando ya estoy en calma total, le pido que me comparta lo que él sienta sobre este tema:

"Recordamos todo lo que nos pasa. No olvidamos nada. Pero no nos anclamos al pasado. Sucedió. Paso. Nos rompió. Dolió. Mucho. Pero ahora no es. No esta ahí. Vivimos el momento que nos toca, hoy, solo hoy. Es la manera de vivir la experiencia sin quedarte anclado en energías densas o difusas.

Recordamos todo, mucho más de lo que ellos creen, los olemos, recordamos hasta el sabor de su sudor, no olvidamos jamas quien nos agrede, tampoco quien nos cuida, quien nos ama y ayuda.

Recordar no quiere decir que sea sufrimiento. Puedes recordar algo sin entrar a revivirlo emocionalmente. Por eso somos los grandes guardianes de las memorias porque sabemos de sobras como hacer el recuerdo desligado a la emoción. Sino nos sería imposible vivir.

La rotura del espíritu es mucho mas frecuente de lo que creéis, lo hacéis con vuestros niños en el sistema que les dice que son torpes, que no valen, que deben ser iguales y que compitan por algo entre ellos. Cuando son abandonados de la fuerza y protección el hogar para ser dejados en manos de otros que los obligan a estar sentados horas y horas. Quizás ahí no son golpeados, no son quemados, pero están solos. Abandonados. Eso lo sienten ellos. Vuestro sistema dice que es lo normal, que un niño con 3 años viva esa separación no natural impuesta y obligada, porque es lo que toca. Así que no lo contempláis como algo cruel sino normal.

Cuando algo se le da normalidad es muy peligroso, porque quizás acechan demasiadas cosas que no deseamos ver. Hay muchos tipos de romper el espíritu. Quizás la nuestra es de las mas terribles, cruentas y duras, pero no es la única. Quizás a nuestros mahout les enseñaron esa normalidad. Sólo alguien roto, es capaz de romper. 

Darse cuenta de todo ello, es parte del camino para sanar. ¿Por que, de que sirve señalar a unos pocos y enrabiarse o dolerse? ¿Sino aprendemos nada? Hay que aprender de lo que vivimos, esa es la gran aventura de vivir, aprender.

Hay que aprender que la dominación no es el camino natural del hombre. Que la libertad es mucho más que un sentir; es el estado natural de los seres de la tierra. Nos pertenece por derecho y a vosotros también.

El humano debe aprender a ser libre, a dejar atrás las cadenas por más seguridad que les dé. Por más control que quieran, las cadenas deben caer. No solo al pueblo de los Animales, sino a vuestros niños. A vuestros corazones. No hay otra manera.

Cuando algo te enfurezca, algo te duela de verdad mira bien hondo a tu corazón, veras que hay una cadena atada ahí, síguela, deslízate por ella y mira a que esta atada. Que hay, que sientes, y respíralo, abrázate a quien te consuele o muévete, balancéate, grita o simplemente observa. 

Una vez seas capaz de ver tus mayores cadenas y no juzgarte, empezaras a ser libre.

Soy Raju, el Libre, quiero agradecer a Asia por todo lo que me sostuvo en mi viaje a la libertad, la recuerdo tan bien. Y a todo el grupo de Conexión del Alma Animal, me muestra a Conchi se acuerda de sus mandalas, y todos los que estuvieron conmigo, como he dicho antes no olvido nada.

Sólo alguien libre es capaz de generar esa libertad.

He perdonado todo, soy Libre, ya no hay cadenas en mi cuerpo ni en mi alma y por eso he podido recuperar mi espíritu. Así se recupera, quitando las cadenas del alma, y abrazando cada cicatriz sin miedo. Doliéndote, abrazándote, moviéndote, aquietándote…

Siempre hay esperanza, siempre, los que Nunca Olvidamos siempre lo Recordamos."


Rajú el Libre a traves de Asia Moana.

Sólo decirles gracias, y sigo en su gran regazo escuchando el TUM...TUM...  en este momento no hay más que pueda ni sienta hacer. Tan sólo quiero liberar esas cadenas para que no deban ser expresadas por ningún ser nunca más. 

Asia Moana



Imágenes y fuentes:






https://www.worldanimalprotection.cr/noticias/9-cosas-que-necesitas-saber-sobre-los-paseos-en-elefante

viernes, 14 de junio de 2019

Sobre la extinción de las especies






Son muchos los seres vivos que están diciendo adiós a este planeta. No solo animales sino también plantas, arboles e incluso minerales. Más de 500 especies de plantas han muerto en los últimos 200 años debido en su mayor parte a la presión del hombre*.


art by sunfloweranga




La vida y la muerte siempre han estado ligadas, así como los actos y las consecuencias. Muchas personas hablan de castigo, de karma, profecías, etc.… A mí me gusta hablar de la ley de causa y efecto. Si generas una energía, si vives en determinada vibración pues generas unas respuestas acordes y coherentes con ella.

Si el ser humano, ha vivido en una vibración de dominación, exterminio, egoísmo y crueldad pues las respuestas que obtendrá serán las que estamos viviendo. Se está publicando sobre el fin de la especie humana en el 2050, de apocalipsis, de catástrofes naturales y yo me pregunto, pero acaso estamos ciegos ¡si está sucediendo desde hace tiempo! ¿Acaso creíamos que un impacto sobre nuestro planeta como al que hemos sometido nuestras tierras y cielos, agua y demás, no iba a tener una respuesta? ¿Una consecuencia? Y, es más, ¿aún hay quien cree que hay una fecha de no retorno? ¿Qué aun tenemos tiempo de parar la cuenta atrás? Para nada, la cuenta atrás nunca se para, lo único que te da es la información para saber cuanto te queda y poder alejarte. Pero si la cuenta atrás está bajo tus pies…

Vamos con retraso, a última hora, algo tan típico en nosotros. Esta genial que ahora todo el mundo se conciencie sobre el plástico, sobre las energías libres, la permacultura, alimentación consciente, el maltrato animal, la desforestación etc.…  pero hace mucho que debíamos haberlo hecho actos si no queríamos llegar a este punto. No hay retorno para muchos. ¿Aprenderemos algo sobre todo esto? Porque creo que ahí está la clave, en no repetir una y otra vez el mismo movimiento, sino intentar algo nuevo basado en el aprendizaje.

El ártico desaparece, muchos hábitats ya no seguirán esta experiencia debido al cambio climático. No soy ninguna especialista en biología, pero sí que llevo hablando años con animales y ellos me han hablado mucho sobre este tema, sobre la extinción y hoy quiero que hablen ellos. Que nos cuenten que sucede, que seamos conscientes de nuestra responsabilidad en todo esto, y que aprendamos como mínimo algo sobre algo que nos afecta a TODOS.

Este post es el más difícil de cuantos he escrito. Llevo mucho tiempo posponiendo porque no era capaz de mirar esos ojos inocentes y sentir todo lo que me han querido mostrar. Pero hoy ha llegado al día y a ello me debo en alma y en cuerpo y así lo hago:


                                 Habla la conciencia de los OSOS POLARES







"Somos los Guardianes del Hielo, llevamos eones en estas tierras frías y azuladas. Nuestra especie se despide desde hace años de este planeta, lo hemos hablado contigo muchas veces. Hoy lo decimos alto y claro, los osos polares nos marchamos del planeta tierra pues nuestro cometido llego a su fin. Nuestro espacio, enclave dejara de existir y sin Ártico no tiene sentido que existamos. No solo nosotros, sino muchísimas especies de seres vivos abandonaran la tierra. Todo un hábitat como decís vosotros, todo un hogar como nos gusta llamarlo a nosotros.

Los inuit hablaban con nosotros, los antiguos hijos de la tierra nos honraban como Nanuq el gran cazador, veían nuestra grandeza y sabían del equilibrio que había que respetar y guardar para que el mundo no se desestabilizara. Pero el hombre dejó de escuchar. Cerraron sus corazones y solo escucho la parte racional y fría.

Los osos polares nos vamos de la tierra y nuestra labor se les encomendará a otros hermanos osos. Los osos somos grandes captadores de energía magnética, podemos captar con nuestras patas y zarpas. Anclamos energías electromagnéticas, sellamos y aunamos esas energías que bajan del cosmos y surgen de los cristales etéricos del interior de la tierra para que se unan, se expandan por Gaia. Nuestras enormes plantas de las patas, en cada paso dado crean eso. Una especie de unión entre el cielo y a tierra- Lo hacemos muchos plantígrados. Nada se detiene, tan solo cambia la forma.
Todos son ciclos formamos parte de ello. 

El humano debe entender lo que sucede, debe darse cuenta de su impronta en todo lo que sucede y ser capaz de crear desde la otra versión que sois, guardianes de Gaia, no como la de destructores. Quizás ya sea tarde para muchas especies, seres, incluso humanos, pero no para todas, otras se alzarán, vivirán, tan solo esos, cambio y evolución. Nunca hemos culpado al humano, pero si es parte grande de responsabilidad suya lo que sucede en la tierra. Siempre hay un plan mayor, una conciencia que habita, una dualidad que expresa.

 El humano es parte de ese juego, debe entenderlo y dejar de lanzar dados sin conocimiento ni intención. El juego se acaba para muchos, pero para los que queden y vengan, jugar con mente si, pero sobretodo con corazón.

Las especies que nos retiramos, dejamos de existir en Gaia, pero no dejamos de existir como osos polares. Viviremos en una estrella no tan lejana Arturus, o Antares. Allí hay dimensiones que pueden acogernos, no tanto como cuerpo denso en 3d como aquí, pero si en otros estados.

Ningún ser deja de existir, todo se cambia, se transforma. Los osos polares estaremos en otros lugares del cosmos, creando esa realidad en nuestro hábitat de hielo. La historia de la tierra hablara de nosotros, como los guardianes del hielo, así queremos ser recordados. Y siempre recordaremos las canciones de la aurora boreal, las nanas que nos han acunado desde eones, y el olor del mar y el viento del norte que nos arrullaba siempre. Somos parte de Gaia, y ha sido un honor y un regalo formar parte de su evolución y vida.

Os queremos dar un consejo, a aquellos humanos que aun no han abierto su corazón a la escucha, no tardéis pues el cambio es inminente y la realidad que se hablan en estas lineas solo es posible gracias a ese arte de la escucha. Ser capaces de mirar el conjunto, no el episodio. Y a los que ya están en esa senda de escucharnos, GRACIAS por tanto amor y sostén, sabemos que no es sencillo, pero no hay otra manera.

Echaremos de menos las canciones de la aurora y del hielo, el aroma del viento gélido. Echaremos de menos a nuestros hermanos y hermanas del Reino Blanco."



La conciencia de los Osos Polares a través de Asia.




                                            Poppy la última Gorila de la Niebla.**


Foto por Veronica Vecellio 



"Hablas con la selva esmeralda el hogar de tantos, también el tuyo, muchos te esperan aquí, ¿cuando vendrás a verlos?"

Estoy demasiado emocionada, este animal fue muy especial para mi por su historia. Dian Fossey fue una de mis heroínas, maestras y ejemplos, así como Jane Goodall desde pequeña, y hablar con ella es para mi algo muy especial. Llevo días calmando mi ser para poder hablar con ella, ya que estoy especialmente emocional con ella. Tengo que parar varias veces en la comunicación y llorar 
emocionada mientras siento su pelo, su olor como me abraza y su sonido, la selva me arrulla.


Que quieres decirnos sobre le momento que vive la Tierra, sobre la extinción, y los gorilas.

"La vida se abre paso, siempre lo hace y para eso es necesario la muerte. Siempre camina juntas por eso nosotros no las tememos. Si temes la muerte, temes la vida, no hay diferencia alguna. Somos conscientes de la Tierra, de lo que sucede y sabemos que no se sostendrá por mucho tiempo más. 

Habéis elegido con los actos, con el no hacer también se elige.

En mis palabras no hay acuse ni rencor, jamas lo podría haber. En mi mirada solo encontrarás compasión y cobijo pues eso soy para ti. Los gorilas llevamos muchos ciclos en la tierra. Nuestro momento llega a su fin, pues la tierra que habitamos llega a su fin. No sirve de nada recuperar una especie si su tierra no está. Eso que llevas tanto tiempo diciendo es la realidad que sentimos los animales. ¿Para qué conservar gorilas de montaña, si no habrá montaña? Sino hay montaña yo no existiré. Porque soy montaña. No puedes separarme de ella. Cuando se nos separa solo somos sombras que ya no recordamos. Eso es lo que os habéis convertido los humanos, muchos de vosotros, en sombras de aquello que fuisteis.






Hoy quiero hablar con mucha fuerza sobre lo que haces y quien eres. Quiero que quede claro la importancia de tu labor y se que mientras tecleas esto, te atrapa tu humildad y no quieres escribirlo, pero sé que tu integridad no dejara que lo hagas. Lo que haces es inmensamente importante, no solo el hablar, sino el existir así sin miedo. La naturalidad con la que expresas. Somos todos los animales los que hablamos ahora y te damos las gracias. Es tan importante la escucha. También lo que sufres, lo que te duele, lo que trabajas en tu ser para seguir hacia adelante y no derrumbarte. Somos conscientes de esto, y te damos el más infinito amor hacia tu ser de vuelta. Eso es lo que mas te engrandece, que nunca esperas nada de vuelta. Aun así lo tendrás, pues eres amada en todos los reinos.

El Gorila se marchará en los tiempos que vienen, muchos lo están haciendo. Nuestros cuerpos a veces están pesados por el aire y el agua (contaminación) no nos importa que vengan a vernos los humanos. Nos gusta ver como abren sus ojos y se emocionan al vernos aparecer como fantasmas en la niebla. Sabemos que en el futuro no estaremos, así que no nos molesta que nos miren.

Dicen que soy la ultima gorila del estudio de Dian, pero no es así, hay dos hembras más jóvenes que la conocieron y aun siguen con vida, pero eso no es lo importante. Dian nos dio su vida, su fuerza, su entrega fue total y gracias a ella nuestros ojos dieron la vuelta al mundo. Todo tiene doble filo, dos caras. Al ser mostrados para salvaguardarnos también se nos expuso. Vida y muerte de nuevo. La humanidad nos miro con ojos inocentes y por eso siempre estará a nuestro lado con nosotros. Digit y ella siguen juntos, tan solo mirándose en esa danza universal de la creación.

Mi vida ha sido buena, he tenido mucha vida a mi alrededor y he sido feliz de vivir en la tierra, es un gran paraíso. Duele mucho ver como se le vacían las entrañas en las minas, como se la saquea y deshonra, es doloroso. La avaricia, la posesión es la peor de las enfermedades de hombre. Somos un pueblo tranquilo, somos paz y abundancia. Vernos como eso que somos.

El gorila se va de la Tierra, pero su huella quedara indemne en la selva. Nuestros redondos ojos siempre os miraran desde ella y la niebla se posará en nuestro oscuro pelaje. Los mas grandes marchamos a lugares cálidos y calmados.

Sed bienvenidos a ella, cuidarla y aunque entremos en ese cambio que originara despedidas de muchos de nosotros, no perdáis la esperanza. Recordar que cada día amanece en la selva."



Poppy a través de Asia.








                                                  El Tigre de Tasmania ***







"La extinción no es el problema, sino la falta de aprendizaje. Cuando algo no se integra, no se posa en las raíces, en la profundidad, volvemos a cometer los mismos errores. No es cuestión de salvar, ni de parar sino de aprender y para eso la primera barrera que hay que pasar es el dolor. Mirarnos con dolor y sentirnos. No hay mas camino, solo el perdón habita en nosotros, solo la compasión nos mueve. No todo lo extinto esta finito, muchos vivimos entre sombras y arboles sin ser vistos. Porque nosotros a diferencia de vosotros si hemos aprendido".



Tigre de Tasmania a través de Asia.



Sólo puedo expresar unas palabras: LO SIENTO. PERDÓNAME. GRACIAS. TE AMO.

 Asia Moana.




Enlaces relacionados con los animales que han hablado en este post.









martes, 30 de abril de 2019

La Abuela Elefante nos habla sobre el legado






"Mis pasos anduvieron fuertes por la Tierra. Los elefantes tenemos mucho que contar a los seres humanos. Nuestros pasos hablan de la senda que recorremos, pero también hablan de las del ser humano pues muchas de ellas son compartidas.

Mi pueblo es antiguo, mucho, como las mismísimas estrellas. Somos muchos menos de los que éramos en el tiempo antiguo, pero así debe ser. La casa que se nos dio se nos arrebato y ahora competimos por pequeños espacios que nos presta con tanto sentir egoico humanos de corazón cerrado.

Somos de los últimos gigantes que habitan en Gaia, en el primer tiempo había tantos. El mundo aún era joven en aquel entonces, mi memoria es tan longeva como lo he sido yo. Hoy vengo hablaros sobre el legado y sobre los cachorros.



Los antiguos tenemos una labor que se nos encomienda y es ser la memoria para que los jóvenes habitantes puedan adquirirla y seguir viviendo y creando. Se necesita la raíz antigua para crecer hacia arriba, eso somos los antiguos, raíces profundas de la tierra.

Hay que preservar, amar, cuidar y contarles a los cachorros de todas las especies cuentos e historias sobre su lugar de nacimiento, sobre la tierra que habita. También sobre lo que le rodea y forma parte de él. A los cachorros hay que escucharlos también pues tienen mucho que decir ya que su tiempo allá arriba esta mas fresco que el de los que llevamos muchas edades aquí. Nadie es más que otro, pero si algunos somos especiales por tener más sabiduría que no es otra cosa que mucha senda recorrida.

He oído que me llaman gran reina, me gustaría que me llamaran mejor gran Abuela, la Abuela Elefante. Llevo tantas vidas en estos grandes cuerpos que la tierra para mi siempre es mi gran madre sostenedora y no me canso de vivir en ella.

No hay mas legado que dejas que tu sabiduría transmitida a otros. Que tu sentir puesto aquí o allá. Que el ejemplo que hayas podido ser. No somos más que huellas que un día el viento borrará pero que la tierra siempre recordará. La tierra siempre recuerda a sus hijos, no hay viento ni lava que los entierre o lleve.

Nunca seremos olvidados pues hay quien nos escucha y quien nos honra.


Honraremos así a nuestros cachorros, a nuestras próximas generaciones. Siendo lo mejor que sepamos y podamos, en cada latido y respiración.
Me entristece ver como se debilita y como se inhibe la inocencia del cachorro humano. Como no se les deja vivir sus propias sendas y se imponen las de los que los mayores creen. Como se les coarta y se les agrede con verbos duros y sin risas ni juegos.



Es muy necesario que los cachorros humanos se liberen de la carga ancestral que arrastran. Se necesita crecer, no coartar sino guiar desde el corazón y darles raíces para que no se pierdan. No hacen ningún bien, coartando y creando moldes perfectos para lo que solo algunos quieren. Los cachorros en todas las especies son sagrados, es lo que mas se cuida, son la esperanza de toda raza y especie. Cuídenlos y ámenlos sin condiciones. Un pueblo que no ama y cuida a sus cachorros esta condenado a desaparecer pues su semilla jamás germinará.

Mis cachorros, los hijos de ellos y ellas, son fuertes semillas que amamos, que sostenemos y honramos, son la esperanza de la memoria en la tierra. Los suyos también lo son, no lo olviden.

La memoria está contenida en cada hueso que eres y entregas a tu próxima generación, así que nunca olvides que huesos te precedieron. Ni cuales serán los que te sigan, hónralos como te honras a ti, y así la senda siempre será transitada."


Gracias Gran Abuela!

Conexión a través de Asia Moana.


jueves, 17 de enero de 2019

ORACULO ANIMAL PARA EL 2019




La Rueda Medicinal nos habla de lo que nos depara este año 2019, momentos de desafío, batallas y medicinas a integrar. La tirada de la Rueda para este año nos muestra:





SUR. La herida, ¿Cuál será la herida a trabajar este año?







El Lobo nos trae la medicina del Maestro, del Líder, la fuerza y compromiso para con nosotros mismos, pero contando con el clan como sostén y familia a proteger y entregar.

Este año el hermano Lobo nos recuerda que de una vez por todas debemos dejar atrás ese sentir de ser pequeñitos y alzarnos como maestros y lideres de nosotros mismos, no hay más tiempo de gurús ni de dejar la responsabilidad de quienes somos en manos de otros. Además, el Lobo nos dice que curar esa herida y elevarnos desde nosotros mismo es la manera de ofrecer a la Tierra y a todos sus seres el regalo que somos y vinimos a entregar.






OESTE. Tu batalla. ¿A qué batalla te enfrentas este año?





El Conejo nos habla sobre el Miedo, de la carrera, la huida, las voces que no paran de hablar en la cabeza y nos arrastran corriendo de un lado a otro. A la vez nos habla de la fertilidad y de los pasos dados una vez la lección este aprendida. Correr no es malo, a veces es lo que te hace seguir con vida, pero si siempre corres, si no cambias tu ritmo, ¿cómo veras hacia dónde vas?

Para este ciclo el Conejo nos enseña que la gran batalla es mirar y no huir de los miedos que tenemos anidados en nosotros. El conejo nos habla de no irnos corriendo sino observarlos y mirarlos fijamente. El conejo aporta la energía lunar, así que nos enseña que los miedos subyacen en el inconsciente a menudo, hundidos por capas de miedos atados a uno central o primario. Este año es la hora de esa batalla, de mirar y no huir de ese gran miedo que nos limita. 





NORTE. La maestría. ¿Qué maestría te trae este año?






El tejón nos habla de medicinas poderosas, una de ellas es la del rápido ataque y defensa activa. Es agresivo y contundente cuando siente que debe defender su vida. Su Medicina menos conocida es el conocimiento del poder curativo de las raíces y plantas. Trae en su energía la contundencia, la fuerza y rapidez a la vez de persistencia y coherencia.

En este año las maestrías hablan sobre poderes curativos, sobre maneras y sentires sobre la sanación. Habla sobre la singularidad y la fuerza individua al servicio del Gran Espíritu. El Tejón nos dice que este año la maestría se alcanza con rapidez y constancia, sabiendo distinguir cuando es necesario sacra las garras y las veces que hay que seguir perseverando sin entrar a el conflicto. Nos dice que todo esta en uno, y que la fuera y el creer debe ser en nosotros mismos.





ESTE. Integración. ¿A qué mueres este ciclo?





La hormiga nos trae medicinas de cooperación, de fuerza y resistencia. Paciencia y confianza por el bien del Todo. Feroz defendiendo, fuerte en su labor y dulce y paciente con sus congéneres nos habla de la cooperación total con lo que nos rodea.

Este animal nos habla que este ciclo que hemos comenzado nos ayudara a confiar y ser pacientes con aquello que somos, con lo que merecemos y sentimos. Hay que morir al control que reprime la confianza y la ahoga. Hay que dejar ir la ansiedad y la obsesión mental que nos aparta de la paciencia y la quietud. Al morir a esas energías, somos pacientes y confiados en que el trabajo diario, sencillo, paso a paso llegaremos a las metas de las que somos merecedores.





CENTRO. La esencia.  ¿Qué energía esencial mueve todo este año?





La comadreja es el sigilo y la observadora. Una medicina poco entendida la de este animal que suele ser juzgado rápidamente. La medicina de la comadreja es tan poderosa pues muestra la verdad, la verdadera intención ocultas tras palabras y acciones. Ella habla de ser capaz de ver lo oculto y oir lo que no se dice. La inteligencia, la perspicacia y la soledad de la comadreja nos da temor pues a veces preferimos vivir en ilusiones que ver la realidad, aunque vivir en esa ilusion te haga mil veces más daño.

La comadreja nos habla de que este ciclo la esencia es la de sacar tus dones y tus medicinas y ofrecerlas al mundo. Hazlo con inteligencia, observa y actúa rápido. El sigilo no es solo no ser visto sino ser silencioso y discreto ayudando a otros, mostrando sostén y amor.

Las cartas de la medicina de Jaime Sams y David Carson es un bellísimo, oráculo con las energías y medicinas de los hermanos Animales.



Feliz nuevo ciclo con la Magia de los Hermanos Animales!!

Asia Moana.